Capítulo 6: Keynes en el siglo XXI

En la última parte de nuestra conversación con Matías Godoy hablamos sobre el retorno de las medidas Keynesianas en chile y el mundo tras la crisis financiera de 2008. También conversamos sobre la vigencia del economista en la actual crisis sanitaria . Para profundizar lo conversados en estos capítulos, nuestro invitado nos recomienda leer el libro “Principios de economía”, de Gregory Mankiw y “Macroeconomía” de José de Gregorio.

Medianoche en Madrid: La “superliga” europea

Por Bruno Odone Pasquali

Las noches en Madrid solían ser testigo de una ciudad vibrante y vital que como toda capital europea era reacia al descanso. Difícil era encontrar una mísera esquina en donde reinara la quietud y el reposo. Pero como casi todo durante el último año, la ciudad cambió.

La luna madrileña empezó a conocer de calles desérticas, bares mudos y estadios vacíos. Digo estadios porque Madrid es famosa por acoger a uno de los equipos de fútbol más poderosos del mundo: el Real Madrid. Precisamente fue este equipo el culpable de romper la racha de noches tranquilas a las que la capital española se había malacostumbrado. Ni el toque de queda al que Madrid está amarrado actualmente fue capaz de detener la inquietud que se generó la medianoche del domingo pasado cuando se supo de la creación de la “superliga europea”.

Fue desde el mismísimo estadio Santiago Bernabéu, casa del Real Madrid, donde se comenzó a divulgar la noticia de que los 12 clubes más grandes y poderosos del viejo continente habían decidido crear su propia competencia. Un torneo cerrado y elitista que movería miles de millones de euros y que provocó la rápida reacción de la UEFA, confederación europea de la FIFA y máximo ente del fútbol en aquel continente, por el efecto negativo que tendría en la histórica Champions League.

Europa se despertaba con la novedad y muchos comenzaron a catalogar el hecho como un “golpe de estado”. Y claro, no podía ser coincidencia que Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y máximo defensor de la cuestionada nueva competencia, haya elegido la oscuridad y quietud de la medianoche madrileña para hacer pública la noticia. Pero ¿por qué está siendo tan cuestionada la idea de Florentino?

Hay dos grandes críticas hacia el novedoso proyecto: la crítica deportiva y la económica.

Por un lado, el hecho de reservar un campeonato para los mismos 12 equipos más grandes de Europa es un perjuicio directo hacia el motivo de existencia de cualquier deporte: la búsqueda de la gesta deportiva, de la hazaña histórica, del héroe o heroína que es capaz de ganarle al más poderoso, un David capaz de vencer a Goliat. Guste o no, los hitos deportivos nacen de este tipo de proezas, sino pregunten en Europa sobre el Nápoles de Maradona, en América Latina sobre el Maracanazo, en Estados Unidos sobre el histórico combate entre Mike Tyson y Buster Douglas, en Australia sobre la medalla de oro de Steven Bradbury en los Juegos Olímpicos de 2002, o acá en Chile sobre la famosa frase “en la vida nada es imposible, hueón. Ni una hueá” de nuestro Nico Massú. El mundo entero está en busca de la hazaña.

La marginación de los equipos más débiles de la competencia internacional los deja sin sueños deportivos y asegura una injusta perpetuidad de los equipos más poderosos en la máxima competencia europea, sin respetar la relación entre esfuerzo y premio que cualquier deporte debe asegurar.

Por el lado económico, la “superliga europea” funciona como lo que desde la economía se conoce como una barrera de entrada, es decir, obstáculos que tienen como objetivo dificultar o impedir que nuevos competidores participen en una industria. Así es como se sustentan las estructuras monopólicas u oligopólicas que concentran el poder de mercado en solo unos pocos, permitiendo que las brechas de desigualdad aumenten y se perpetúen.

Pero no nos engañemos, si los equipos más poderosos se permitieron este lujo es porque nosotros se los permitimos. Cuando las regulaciones permiten utilizar la lógica del libre mercado en industrias que no funcionan bajo esa naturaleza se originan este tipo de paradojas: un club deportivo, que debiese tener un deseo intenso y permanente por competir, buscando limitar la competencia.

Y acá en Chile no estamos ajenos a este fenómeno. Es cosa de ver la concentración de mercado que existe en industrias como las farmacias, supermercados o hasta el papel tissue (ahora pareciera que habrá que sumar a las empresas de gas licuado), permitiéndose aumentar precios o limitar la cantidad de productos que se ofrecen. Incluso nuestro fútbol criollo fue victima de estas barreras de entrada, cuando desde la ANFP se le obligó a los clubes de Segunda División pagar una cuota millonaria para ascender a Primera B o cuando se limitaron los cupos de ascenso, todo con la finalidad de dejar el fútbol profesional en manos de unos pocos.

Florentino, y todos los defensores de la meritocracia y la ley del chorreo, deben entender que se les vendrá la noche si es que no son capaces de compartir los beneficios del capitalismo, combatir los monopolios y fomentar la competencia. No hay nada más perjudicial para el sistema que las estructuras monopólicas, y no lo digo yo, lo dice el padre del liberalismo económico, Adam Smith, quien en su libro La riqueza de las naciones esbozó grandes críticas al gran monopolio de su época, la East India British Company, y detalló que los monopolios encarecen los bienes y servicios, y eclipsan el desarrollo de un país.

Todo indica que la “superliga europea” terminará acostándose temprano, pero los sueños de Florentino Peréz no se oscurecerán tan fácil y seguramente seguirán buscando una nueva medianoche madrileña para hacerse realidad.

General Ramon Cañas Montalva, un pensador de Magallanes

Por Fernando Rowland López.

Escribo esta columna por ser oriundo de la Región de Magallanes y Antártica Chilena y por mi admiración a la institución del Ejército de Chile, el cual cumple un rol fundamental en el funcionamiento del país, no tan solo en la defensa nacional, sino que también en su rol con la comunidad. El General Ramon Cañas Montalva vivió gran parte de su vida en la Región de Magallanes (durante tres períodos diferentes) y fue un excelente miembro del Ejército de Chile, llegando a ser Comandante en Jefe del Ejército entre 1947 a 1949.

Llama particularmente la atención lo poco que se ha escrito sobre este admirable soldado y ciudadano, dado que no tan solo llegó a lo más alto en su carrera profesional al interior del Ejército, sino que también por el gran vínculo que tuvo con la comunidad, pero más importante aún su rol de pensador en los temas relacionados a Magallanes, la Antártica, la descentralización del país y la geopolítica. En el transcurso de mi investigación sobre este personaje encontré tan solo tres artículos: “Ramon Cañas Montalva, Militar, Estadista, Pensador” de Mateo Martinic Beros (Universidad de Magallanes e Instituto de la Patagonia) del año 2003, “Ramon Cañas Montalva (1896-1977). Consejero geopolítico de las administraciones radicales en Chile, 1938-1952” del Profesor Doctor Cristian Garay Vera (Universidad de Santiago de Chile, USACH) y un suplemento de La Prensa Austral (principal diario de la Región de Magallanes y Antártica Chilena) auspiciado por la V División del Ejército de Chile. Es particularmente llamativo lo poco que se ha escrito tanto sobre su vida como su pensamiento porque da para estudios más profundos, algo que debería ser motivado por miembros del Ejército principalmente de la Academia de Historia Militar, como por investigadores de historia en particular los de la Universidad de Magallanes.

El General Cañas nació el 26 de febrero de 1896 en la ciudad de Santiago, siendo sus padres Don Ramon Cañas y Doña Ana Rosa Montalva. Realizó sus estudios humanísticos en el Liceo de Concepción y en el Liceo de Aplicación de Santiago, y en 1910 ingresó a la Escuela Militar, egresando 5 años después con el grado de subteniente y siendo enviado a la Región de Magallanes al Regimiento Pudeto, su primera destinación a la zona de un total de tres. En 1917 es enviado al Regimiento Maipo y en 1918 nuevamente regresa a Magallanes por dos años, luego en 1920 es enviado a Europa como Adicto Militar del Gobierno de Suecia que complementa con estudios de Educación Física y Geopolítica. En 1924 regresa a Chile, en específico a la Escuela Militar, pero un año siguiente regresa por un lapso de siete años a la Región de Magallanes. En 1933 rinde examen como oficial de Estado Mayor, sin embargo decide regresar a la Región de Magallanes hasta el año 1944, siendo su etapa más fructífera para la región. Regresa a la ciudad de Santiago asumiendo la Dirección de Personal del Ejército, en 1945 recibe el Comando en Jefe de la II División del Ejército y la Guarnicion Militar de Santiago, en 1946 se hace cargo del Instituto Geográfico Militar, alcanzando luego la Comandancia en Jefe del Ejército hasta el año 1949, donde finalmente pone fin a su carrera militar. Esto demuestra su brillante carrera profesional como soldado.

Sin embargo, lo más destacable del General Cañas es su vinculación con la comunidad, pero más importante aún su labor como pensador y estadista. En materia de vinculación con la comunidad magallánica creó la “Confederación Deportiva de Magallanes” en 1929, el Touring Club de Magallanes para conocer las bellezas naturales del territorio, el Departamento de Extensión Cultural del Destacamento Magallanes, la Radio Ejército de 1941, la “Organización de los Comités de Extensión Cultural de Aysén, Chiloé y Magallanes”, la erección de una estatua de Manuel Bulnes en 1938, la reconstrucción del Fuerte Bulnes en 1944 y la erección de un monumento a Bernardo O’higgins.

En materia intelectual realiza su mayor contribución. En 1927 forma parte de una comisión donde propone una serie de medidas para el desarrollo de la región de Magallanes: liberación de derechos a la internación de artículos esenciales, fijación de gravámenes para la exportación de productos regionales en bruto, liquidación paulatina del latifundio fiscal arrendado a grandes compañías ganaderas, subdivisión de los campos para recolonización, creación de colonias agrícolas en distintas zonas del Territorio, reorganización política-administrativa, subvención del Estado para mejorar la comunicación regular entre Magallanes y el resto del país. Luego creó una serie de libros y atículos relacionados a su profesión como militar. En enero de 1939 publicó un estudio titulado “La Zona Austral y el futuro de Chile. Progreso y Defensa Social y Militar de las Provincias de Chiloé, Aysén y Magallanes. Sugerencias a su organización Político-Administrativa. Síntesis Geográfica Política-Militar”, donde hace una serie de propuestas de gran interés y que siguen vigentes hasta el día de hoy, lo cual le valió ser convocado por el Presidente Pedro Aguirre Cerda a una comisión que tocaría estos temas. En 1945 forma el proyecto orgánico del “Instituto Histórico y Científico Bernardo O’higgins” que sería una universidad regional de Magallanes, algo que jamás se materializó pero que fue una precursora de la actual Universidad de Magallanes. Finalmente, siempre fue un gran defensor de la chilenicidad de la Antártica, lo cual se materializó con la toma de posesión de la Anártica en 1947 por parte del Presidente Gabriel González Videla y con él como Comandante en Jefe del Ejército.

Cuesta encontrar en los días que corren hoy día personas con los valores, el espíritu y la formación del General Ramon Cañas. Siempre con una visión de futuro, tratando de ser un aporte en la comunidad que habita (siendo éste el país, la región o la ciudad), intentando constantemente mejorar física, mental y espiritualmente. Hoy en día que estamos ad portas de redactar una nueva constitución para los próximos 50 años espero que lleguen personas que sigan el ejemplo de este notable soldado y ciudadano, siempre con una visión de futuro en beneficio del país. Finalmente hacer un llamado de atención a investigadores de diferentes instituciones para que estudien más acerca de la vida, aporte y pensamiento del General Ramon Cañas.

Termómetro Constituyente

Segunda Temporada de nuestro Podcast PEP-ASECH junto a Sofia ContrerasPablo Torrejón y Tomas Silva.
Conversaremos junto a Eugenio Tironi sobre la elección de los Constituyentes. Abordaremos sus proyecciones y expectativas frente a este histórico momento. 

PEP ASECH T02E01