¿Hablemos de racismo?

Por Daniela Montes de Oca

Es difícil no empatizar con el dolor del pueblo afronorteamericano que es victima del racismo desde la gestación, es casi imposible no empatizar con las protestas y la exigencia de un trato justo, sin importar el color de tu piel, y es fácil preguntarse por qué hubo que esperar hasta una asesinato tan despiadado para decir basta. Para mí es también doloroso ver que gran parte de mi país sufre por la discriminación que ocurre a miles de kilómetros y no es capaz de empatizar con los pueblos que son constantemente discriminados, reprimidos, violentados y asesinados en nuestro propio territorio. Me refiero a los pueblos indígenas y a los inmigrantes. Dada la amplitud y complejidad del tema, en esta ocasión me centraré más en el pueblo mapuche.

Si buscamos en Google Trends el interés de búsqueda (Qué tanto se buscó un grupo de palabras en Google relativo al total de búsquedas) en Chile de “George Floyd” y el de “Camilo Catrillanca” (escala del 0 al 100), se podrá ver que el primero alcanzó el nivel más alto (100) la semana de su asesinato a manos de la policía de Minneapolis, mientras que el último alcanzó 25 la semana de su asesinato a manos del “Comando Jungla” de Carabineros, y alcanzó 66 la semana de su aniversario. Ni hablar del reciente asesinato de Alejandro Treuquil, cuya comunidad ha sido victima de hostigamiento por parte de carabineros y quien personalmente había recibido amenazas por parte de ellos.

Es un poco hipócrita apoyar el movimiento Black Lives Matter sin hacer una autocrítica e intentar identificar ese mismo problema  dentro de nuestra sociedad. Y es que como chilenos no hay mucho que podamos hacer para combatir el racismo yankee, pero sí hay mucho que hacer para combatir el racismo, ese cruel y silencioso racismo que reside también en nuestro país. Es por eso que los invito a que hablemos de racismo. 

Según la Rae racismo es “exacerbación del sentido racial de un grupo étnico que suele motivar la discriminación o persecución de otro u otros con los que convive”, y eso en la practica se traduce, como la ONU lo describe, en discriminación, distinción o restricción a ciertas personas con el objetivo de anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio de derechos humanos y libertades fundamentales en lo político, económico, social, cultural o cualquier ámbito de la vida pública. 

Veamos cómo esto conversa con la situación del pueblo mapuche: nula representación parlamentaria, abuso de ley antiterrorista en contra de comuneros mapuches, continua lucha por la recuperación y protección de sus territorios, no reconocimiento y amenaza a su estructura cultural en ámbitos de autoridades ancestrales, educación y lengua. 

Esto se refleja también en los datos: según la encuesta CASEN del 2017, la población indígena tuvo una incidencia de pobreza que alcanzó el 12,5% mientras en que la población no indígena fue de un 7,2% (diferencias estadísticamente significativas). En el ámbito de educación, de la población mayor a 18 años, un 11,5% de personas no pertenecientes a pueblos indígenas tiene educación básica incompleta, mientras que entre pertenecientes a pueblos indígenas esta asciende a un 17%. Al mirar la previsión de salud estos pueblos están sobrerrepresentados en FONASA y subrepresentados en ISAPRES, además que declaran problemas para obtener atención en mayor proporción que aquellos que no pertenecen a pueblos indígenas. 

Y a todo esto debemos sumar la violencia de Carabineros a niños, adolescentes y adultos en la Araucanía. Esto va desde la presencia de vehículos tácticos, violencia verbal, golpes, uso ilegal e irracional de la fuerza, hostigamiento como el vivido por la comunidad del werkén Alejandro Treuquil y asesinatos. 

Al igual que en Estados Unidos, este problema puede trazarse a cientos de años atrás, desde la llegada de los españoles, luego reforzadas en el periodo colonial con la explotación laboral y sostenidas en la estructura social en que vivimos. Pero ya basta, las vidas mapuche importan.

Recomendado reportaje sobre violencia en la Araucanía:

https://www.biobiochile.cl/especial/reportajes/2019/09/12/violencia-en-la-araucania-que-pasa-con-los-ninos-mapuches-y-el-protocolo-de-carabineros.shtml

Deja un comentario