Liberalismo

Hace más de 29 años el Muro de Berlín dividía a Alemania en dos territorios que pensaban diferente, Alemania Oriental y Alemania Occidental. Esta división expresaba una lucha ideológica que impulsaban las dos potencias de la época: la Unión Soviética y Estados Unidos. Estos países promovían el comunismo y el liberalismo respectivamente intentando imponerse como el sistema hegemónico del planeta. Finalmente, el día 9 de noviembre la caída del Muro simbolizo el triunfo del liberalismo y con la consecuente derrota de la Unión Soviética y el comunismo.

En cuanto a un análisis, Friedrich Hegel consideraba que la historia era una lucha de ideas constante y en base a esto Francis Fukuyama identifico este hecho como el fin de la historia y el fin de toda la sangre indirecta que generaban estas grandes diferencias de pensamiento. El 2001 George Bush declaró al 9 de noviembre como el día mundial de la libertad para conmemorar la victoria de este sistema ideológico.

Aprovechando esa conmemoración intentare explicar en que consiste el liberalismo y su presencia en nuestro país.

El liberalismo hoy en día se podría dividir en dos maneras de entender la libertad: negativa y positiva.

La libertad negativa tiene como principal exponente a Friedrich Hayek y consiste principalmente en una manera de ver la libertad como ausencia de coacción. El liberalismo clásico como otras veces se ha llamado a este tipo de liberalismo, considera a la libertad como el fundamento principal de la sociedad y lo utiliza como un medio para que un país progrese, dándole mucha importancia a la economía de libre mercado. Lo anterior conlleva que el Estado debe reducirse a un mínimo tal que no entorpezca el orden espontáneo de los individuos, ya que considera que cada uno de ellos llevando a cabo sus distintos proyectos de vida llegan a un mejor resultado que si el poder se concentra en unos pocos que buscan imponer una visión de vida buena.

Por otro lado, la libertad positiva ha sido potenciada por John Rawls y considera que la libertad consiste en autogobierno y en las posibilidades de ejercer la libertad por parte de los individuos. El también llamado liberalismo igualitario considera no solo a la libertad como principio rector de la sociedad, sino que también le da un valor importante a la igualdad en el sentido de que solo se justifican las desigualdades económicas cuando estás también signifiquen un mejoramiento en los más desfavorecidos. Rawls también habla de un contrato social abstracto en donde prime la justicia social en la sociedad y esto se logra con instituciones que promuevan una no discriminación por religión, género o ingresos de tal manera que las personas puedan realizar su proyecto de vida en igualdad de oportunidades.

En cuanto a los puntos comunes que tienen estas dos concepciones de libertad hay que señalar que el liberalismo más que una ideología se considera como una visión de mundo abierto y dispuesto a equivocarse, creen además en que el individuo es el centro de la sociedad. Abrazan la democracia como sistema de gobierno en el cual cada persona vale lo mismo al momento de decidir quien lo gobierne. Consideran también la libertad de expresión como un pilar fundamental del liberalismo, como también lo es el imperio de la ley para una buena coexistencia de los individuos en la sociedad.

En cuanto a cómo está presente el liberalismo en Chile, resulta prudente ver como muchos partidos intentan promover la bandera de la libertad. En el Frente Amplio podemos ver al Partido Liberal con un liberalismo más Rawlsiano; luego vemos a Ciudadanos que intenta apoderarse del centro y que tras el batacazo que ocurrió en sus elecciones de agosto, también quedo ubicado mas cercano al liberalismo igualitario; luego en Chile Vamos tenemos a Evópoli, partido en el que coexisten las dos visiones de libertad dentro de sus integrantes.

En cuanto al premio de partido mas liberal dentro del Congreso la Universidad Diego Portales acaba de sacar un estudio en el que entrevisto a 183 congresistas siendo los de Evópoli los que más representan de acuerdo con sus preguntas a un partido liberal y dejando como menos liberal al Partido Radical.

Hay que ver como avanza el liberalismo victorioso de la Guerra Fría en nuestro país, que comenzó con las políticas de los Chicago Boys influenciadas por Milton Friedman, un gran discípulo de Hayek. Este liberalismo hayekiano que dejo la dictadura ha ido moviéndose a uno mas igualitario tras los 20 años en que gobernó la Concertación.

Claramente el liberalismo esta presente en Chile y hay que ver quien gana este gallito interno entre los partidos representantes de las distintas visiones existentes. Desafíos para el liberalismo sobran y vamos a ver quien lo afronta mejor y se queda con esos votantes que valoran a la libertad como un principio fundamental para la sociedad.

Marco Bravo Gatica

Deja un comentario