Efecto Palma Salamanca

Las armas y la política no debiesen aliarse por ningún fin. Quizás y ojalá que así sea, esto en el Chile que vivimos hoy nos resulte una obviedad. El asesinato de Jaime Guzmán nos muestra que esto no siempre ha estado claro y por momentos algunos como Palma Salamanca en el pasado invocaron la violencia para acallar ideologías contrarias.

Hoy Palma Salamanca esta en la agenda por el asilo político que le dieron en Francia y resulta interesante ver como afectara este tema a la política en Chile.

En si mismo daña a la izquierda a la vista pública porque trae a colación un crimen perpetrado por un grupo de extrema izquierda hacia un icono histórico de la derecha. Por lo visto no ha caído en el doble estándar que se le ha visto en otras ocasiones como por ejemplo su ambigüedad muchas veces con la dictadura en Venezuela. Se ha alineado con el gobierno en cuanto a la idea de extraditar al guerrillero y ha calificado de negligente al Ejecutivo tirándole la pelota a ellos por la situación. Quizás no sea suficiente para salir bien parado de la contingencia, pero aminora los costos de que se hable de un tema como este.

A la derecha le toca hacerse cargo de la ausencia de un embajador en Francia y como eso pudo haber afectado al asilo, pero es un tema que no ha pegado tanto en la discusión.

Sumando y restando los efectos de lo ocurrido es la derecha la que perdió menos con esto y en las urnas del día a día ellos se adelantaron, no es una gran victoria, pero es de esperar que en las encuestas esto se note y se vea a la derecha mejor relativo a la izquierda.  Los partidos en cuanto a incentivos viven de obtener mas votos, ya que es esto lo que los sitúa en posiciones de poder y de aplicar sus políticas públicas según sus ideologías.

En una sociedad todavía democrática esperemos que por lo menos sean estas pequeñas batallas de control de agenda por lo que se muevan los partidos y no por la vía armada con la violencia y la oscuridad que esto conlleva.

Marco Bravo Gatica

Deja un comentario